Coaching aplicado en el Ámbito Educativo

Coaching aplicado en el Ámbito Educativo



 

 

¿Qué es coaching educativo?

            Podemos definirlo como un proceso de acompañamiento al alumno con el cual el docente complementa el aprovechamiento del aprendizaje.

            El coaching aplicado en el ámbito educativo está más centrado en la mejora del rendimiento que en un transmisión de información.

             El coach cambiar del vocabulario del alumno la palabra “obligación”  le ayuda y acompaña a trabajaba por la “implicación”, “compromiso” y “responsabilidad personal”.

¿En qué consiste el coaching educativo?

 

            Es una disciplina muy vivencial, transformadora y experiencial, no solo es conceptual es una metodología de acción.

¿Para qué sirve el coaching?

 

            Coaching educativo sirve para la toma de conciencia del proceso de aprendizaje o metacognición,  que el alumnos se sientea responsable  en su aprendizaje, trabajo en equipo, capacidad para la gestión de conflictos, inteligencia emocional, comunicación y desarrollo de habilidades y talento.

            Aporta herramientas muy poderosas y los beneficios son muchos, por un lado el alumno consigue mejores resultados, eficacia, mejor rendimiento y más satisfacción.

            Es una técnica que no puedes aplicar si no la has experimentado antes por eso la capacitación del docente coach.

            Mediante el coaching educativo y su aplicación se puede mejorar el desempeño de los docentes y lograr que los alumnos desarrollen todo su potencial.

            Por consiguiente aportar técnicas y herramientas que le permitan mejorar el rendimiento académico y el desarrollo personal de los alumnos.

            Dentro de un contexto social de importantes cambios y transformaciones, el modelo educativo también está empezando a apostar por el cambio para dar respuesta a las nuevas demandas y necesidades sociales. Desde todos los foros se coincide en que los nuevos tiempos van irremediablemente unidos a momentos de incertidumbre y de cambios rápidos.                                  

            Esta situación configura un importante desafío, que es la necesidad de formar a las nuevas generaciones en competencias emocionales que les preparen para saber gestionar esta incertidumbre. Desarrollando flexibilidad para manejarse bien en situaciones de cambio, formando alumnos que desarrollen buenas capacidades emocionales y de trabajo en equipo, con buena capacidad de comunicación y un pensamiento cognitivo y creativo. En definitiva, potenciando liderazgo en los estudiantes.

            Para este cambio se requiere la formación y concienciación de todos los agentes que participan en el sistema educativo.    

            Con la aplicación de esta disciplina se está  introduciendo un modelo propio de coaching educativo  que se presenta como un instrumento que ayuda a todos los agentes del sistema educativo y componentes que crear equipo en la dirección y en el claustro de profesores, al tiempo que amplia y profundiza el rol del docente en el aula.