I+D+I también en el Coaching

I+D+I también en el Coaching

Escrito el 09/08/2020
Manuel Padilla


 

La mejor inversión es la que hacemos con uno mismo.

El Coaching es una inversión y una formación que podemos hacer con nosotros mismo en cualquier momento trasladándolo también al ámbito de la áreas de producción empresariales.

Innovar en el ámbito de la empresa es uno de los objetivos más importante de cualquier empresario o directivo de las empresas. Pero estamos realmente dispuestos a subir un peldaño y hacerlo en el crecimiento humano y de los equipos de las empresas.

Una gran pregunta que podemos comenzar a hacernos.

I+D+I con uno mismo no ha sido importante y hemos puesto el foco en otras aéreas y ámbitos.

Con esta inversión en I+D+I en nosotros mismos nos hará realmente ser mejores y más eficaces.

Con lo que hará realmente ser mejor y más competitivo como persona y por lo tanto más feliz.

Qué podemos comenzar hacer.

En primer lugar para llevar a cabo un proceso de coaching es analizar en donde nos encontramos y hacia donde queremos ir.

Recordemos el cuento de  Alicia en el país de las maravillas. Cuando Alicia se pregunta que solo quiere saber que camino ha de tomar. Y el gato le dice que hacia dónde vas. Porque si realmente no sabes a dónde ir no importa el camino que escojas.

¿Cuántas veces se ha hecho esta pregunta? ¿Para dónde voy?

El crecimiento personal es un ámbito amplio pero en cual es más eficaz hacer hincapié.

Tomar el control de nuestros pensamientos lo podemos entrenar con la meditación y el Mindfulness.

Con lo que estaremos trabajando el ámbito mental.

la comunicación.

Cómo nos comunicamos con nosotros mismos.

El uso del lenguaje es fundamental y debe ser con un tono positivo.

Puede que estemos usando un lenguaje derrotista, negativo o por el contrario puede que seamos de los que hablan con un cierto tono relajado y que expresan felicidad.

¿Vamos a  pensarlo antes de utilizar un lenguaje negativo? Estamos a tiempo de cambiarlo.

Nuestros valores.

Nuestro propósito define el por qué existimos. Nuestros valores especifican cómo nos comportamos.

Estamos en momento de cambio constante, en nuestro entorno, nuestra familia y la sociedad en general se están enfrentando a cuestiones cada vez más complejas. Nuestro propósito debe de reflejar nuestro claro compromiso para trabajar conjuntamente y de forma innovadora para encontrar nuevas soluciones a nuevos problemas.

Generar nuevas aspiraciones y expectativas compartidas, nos guiarán cuando tomemos decisiones y tratamos con los demás.

Apoyándonos en nuestros valores y comportamientos, y que debe de ser la forma en que hacemos lo que hacemos y tan importante como la razón porque lo estamos haciendo.

La Inteligencia Emocional.

La Inteligencia Emocional es un concepto desarrollado por Daniel Goleman y examina la importancia de la faceta emocional como elemento clave en la inteligencia humana.

Nuestras emociones y las de los demás juegan un papel vital en nuestro día a día.

Gran parte de nuestras decisiones son influenciadas en mayor o menor medida por nuestras emociones.

Elementos de la Inteligencia Emocional podremos destacar

Automotivación

Siendo este factor imprescindible para cierto grado de optimismo e iniciativa a la hora de tomar decisiones.

Autocontrol emocional  o autorregulación de nuestras emociones y las de los demás,

Relaciones interpersonales o habilidades sociales

Siendo esta una de las claves más importantes de la Inteligencia Emocional.

Es así y gracias a la inteligencia emocional vamos más allá de pensar en cómo nos sentimos y como nos hacen sentirnos los demás, y tenemos en cuenta, además, que cualquier interacción entre los seres humanos se llevan a cabo en un contexto determinado.

Quizás si alguien nos ha hecho un comentario despectivo sobre nosotros es porque sienta envidia o porque simplemente necesitará tener su influencia social en este tipo de comportamientos. En definitiva, la inteligencia emocional nos ayuda a pensar en las causas que han desencadenado que otros se comporten de un modo que nos hace sentirnos de un modo determinado, en vez de comenzar pensando en cómo nos sentimos y a partir de ahí decidir cómo reaccionaremos ante lo que otros digan o nos harán.

Muy importante para tener el control sobre nosotros mismos.

Somos alfareros con un poco de barro o arcilla en nuestras manos. De nosotros depende qué hacer con él y como moldearlo.

El aprendizaje es mejor con acompañamiento por eso he ahí la importancia que está tomando el coaching.