¿Para quién, Coaching para qué?

¿Para quién, Coaching para qué?

Escrito el 21/06/2018
Manuel Padilla


El coaching es una especialidad o una disciplina que consiste en acompañar y guiar a las personas a través de cambios personales y profesionales. 

Ayudarles a que se puedan sentir más realizados en al ámbito personal, en su trabajo y facilitarles equilibrio entre vida personal y profesional.

Nuestras propias predisposiciones y experiencias nos hacen cree a veces que es imposible encontrar una salida a una situación difícil o confusa,  por ello necesitemos de un punto de vista externo.

La ayuda puede ser informal, nos la ofrecen los amigos, familia,  o de los compañeros de tu trabajo, etc; o puede ser profesional y  no la ofrece  un coach capacitado para ayudar a personas a ver sus puntos fuertes e identificar nuevas formas para ponerlas en práctica.

El coach te puede ayudar a cómo enfocar el futuro aportándote la ayuda como profesional.

Cuando  trabajas con tu coach,  él te puede ayudar a identificar lo que es importante en la vida y traspasarlo a lo que consideramos esencial en un trabajo.

Tu coach te puede ayudar a ver  nuevas oportunidades en todos los campos de tu vida y no solo en el trabajo, también en lo personal.

El coach te ayuda a reconocer lo que en cierto modo ya sabes, y no haces.

¿Cómo llego de aquí hasta allí?.

Definir objetivos es algo que todos sabemos hacer. Pero es muy importante poner una fecha y es clave que nos hagamos la pregunta.  ¿Qué voy a hacer para conseguirlo?

Los objetivos se establecerse en relación a una necesidad, estado de ánimo, o a un estado problemático de preocupación que la persona está viviendo en ese momento.

Un vez que sabes quién quieres ser y donde quieres llegar, solo te tienes que poner en acción y solo en tus manos esta conseguirlo.

¿Cómo conseguir que un cambio perdure?

En pocas palabras, hacer que el cambio perdure y se convierta en un hábito, requiere práctica y entrenamiento.

Para acabar con viejos hábitos arraigados tenemos que hacerlo una y otra vez sin parar y repetir el nuevo comportamiento hasta hacerlo automático, hasta que lo dominemos a un nivel de aprendizaje implícito. Será entonces cuando el nuevo hábito sustituya al viejo.

Cuando criticamos a alguien hacemos más difícil que cambie. Por lo que en vez de criticar lo que debemos es de ayudar a conseguir los resultados. Todos deberíamos tener esto en cuenta y sobre todo cuando estamos realizando un trabajo con otras personas.

Esa es la mayor garantía de que en un proceso de coaching el coach no te dice como tienes que hacerlo, si no que es uno mismo quien toma la decisión de hacerlo.

El coaching nos permite superar limitaciones adquiridas a lo largo de nuestra vida como miedos, creencias permitiendo así que el talento fluya.

El coaching trabaja directamente con las personas, sus procesos mentales y emocionales.

Las aplicaciones del coaching se puede dirigir a diferentes áreas: personal,  empresarial,  área deportiva, etc.

En el área deportiva es donde parte la reciente aplicación del coaching, debido a los buenos resultados obtenidos en este ámbito, actualmente se está aplicando en el área empresarial por estos buenos resultados.

Destacando los beneficios de mejora de trabajo en equipo, mejora de la relación con los compañeros, reducción de conflictos y elevados índices de motivación.

El coaching lleva años de presencia y aplicación en todo el mundo.
Es a partir de los años 80 cuando comienza a consolidarse como una metodológica propia.